Hace poco más de un mes abrí un local con un emprendimiento que empezó, como todo, con una simple idea antes del nacimiento de mi segundo hijo. Como tenía que hacer reposo, empecé a contactar a los proveedores para ver cuánto necesitaba invertir para arrancar. Nada grande –una venta en línea que luego se convirtió en una feria desarmable en lo de mi suegra. No vendía tanto como yo quería, pero cuando llegó una de las fiestas más importantes de la ciudad donde vivo, decidí poner un puesto bien ubicado y probar.

Así empecé a traer lo básico en juegos didácticos. Y no, no soy ni psicopedagoga, ni psicóloga, ni estimuladora temprana, solo soy una mamá que al jugar con su hijo se dio cuenta que necesitaba otro tipo de juguetes que fomenten su creatividad y su imaginación, además de que en cada cumpleaños me daba cuenta que no tenía buenas opciones de regalos: lo que compraba duraba solo un rato y no cumplía con las normas de seguridad en juguetes. Qué sé yo, cosas que me llevaron a ver la necesidad del lugar donde vivo y a arriesgarme para poner un granito de arena.

Por otro lado, mi trabajo me permitió tener tiempo para esto, para investigar porqué de madera, porqué de tela, porqué didácticos, cuáles son los beneficios, cómo tienen que ser, para qué edades son; y no me arrepiento. Si hay algo que me encanta sobre ser traductora independiente es que puedo elegir cuándo y dónde trabajar, y puedo disfrutar de otras cosas que amo hacer en la vida, como jugar con mis hijos, leer y escribir en mi página para que me lean mamás como vos. 😉

En fin, me animé y acá te cuento lo lindo de los juegos didácticos que vendo en CreativaMente:

Desarrollan la imaginación. La simplicidad de la madera y de los juguetes de tela estimula los sentidos dando lugar a que se active la creatividad innata que tienen los niños para explorar y descubrir todas las maneras de jugar con cosas tan simples.[1]

Cuidan el medio ambiente. La mayoría de los juguetes de madera son creados a partir de restos o sobrantes.[2] Tampoco utilizan pilas, ni ningún otro tipo de baterías y tanto la madera como la tela, pueden ser reciclados con un costo mucho menor que el plástico.

Duran toda la vida. La madera es un material naturalmente duradero, no como el plástico, y al ser tradicional nunca pasa de moda.[3]

Estimulan los sentidos. Las diferentes formas, texturas, tamaños, sonidos y colores ponen en marcha todos los sentidos.[4]

Son naturales. Este es el principal beneficio de salud y seguridad que tienen los juguetes de madera y de tela en comparación con los de plástico. Los materiales son naturales y aunque tengan un costo superior en fabricación, no incluyen químicos o materiales nocivos que a la larga perjudican la salud.

¿Qué vas a regalar en estas fiestas? Te espero en el local o en mi página de Face para asesorarte y para ver cuál es el regalo ideal para tu peque: https://www.facebook.com/creativamenteregaleriadidactica/

 

[1] https://niblognibloga.wordpress.com/2014/09/25/los-beneficios-de-jugar-con-juguetes-de-madera/

[2] Constanza Lorenzo, Oficina del Juguete

[3] https://www.facebook.com/notes/juegos-did%C3%A1cticos-lp/los-beneficios-de-los-juguetes-de-madera/854379267937954

[4] http://www.maderines.com.ar/leer-los-juguetes-de-madera-en-la-era-de-los-juegos-electronicos-6

Showing 2 comments
  • Andrea
    Responder

    Hola! me dedico a confeccionar juguetes de tela y coincido totalmente con lo que decís, ademas cabe agregar que cuando hablas con los clientes de los beneficios, que a veces parece hasta una estrategia de venta, es el tiempo quien confirma que es una buena opción, ya que regresan, con una sonrisa agradeciendo lo útil que fue tu guía, y obviamente volviendo a comprar y sobre todo a recomendar.

    • Clarisa Pereira
      Responder

      ¡Gracias por pasar a leer, Andrea! Y ya que estamos, mandame tu catálogo. 😉 Un beso grande.

Leave a Comment